Conciliación familiar y abogacía

La abogacía merece unas condiciones de conciliación familiar como el resto de las profesiones

Antes de pensar que exageramos y que las abogadas tienen las mismas dificultades que cualquier otra profesional o autónoma para dar a luz, permítannos informarle de que las abogadas, a todos esos problemas que tienen el resto de profesionales y autónomas, añaden el fantasma de los pazos procesales y el de la responsabilidad civil a que pueden dar lugar si se incumplen.

Una abogada puede tener un embarazo de riesgo, un parto inesperado, una urgencia… pero no por eso dejan de correrle los plazos procesales, esas reformas o reposiciones de brevísimo plazo, esos requerimientos a evacuar en el plazo de una audiencia, esas complejas contestaciones a la demanda que no entienden de maternidades ni de imprevistos.

Es por eso por lo que desde #R estamos presentando a todos los grupoas parlamentarios del Congreso nuestra proposición de ley de conciliación profesional y familiar, para que las abogadas puedan dar a luz o simplemente enfermas en unas condiciones mínimamente dignas.