¿Y las asociaciones de abogados cuándo, ministra?

Dolores Delgado actual ministra de justicia ha convocado a las asociaciones de jueces y fiscales a una reunión el próximo 23 de julio para tratar los problemas profesionales de estos operadores jurídicos.

No se ha oído en todo este tiempo a la ministra mencionar los problemas de abogados y abogadas, salvo en una fiesta pagada por todos los abogados de España en la que, no podía ser de otra manera, se acordó de quienes estaban pagando la fiesta. Incluso, cuando ha enumerado los operadores jurídicos en las entrevistas que ha dado, ha olvidado sistemáticamente incluir entre los operadores jurídicos con problemas a los abogados y —justo es decirlo— a la procura.

Y sin embargo los abogados de turno de oficio que dependen de ella y de su ministerio llevan desde 1996 sin actualizar ni siquiera el IPC de sus miserables retribuciones. ¿Conoce la ministra un caso siquiera parecido de desidia, olvido y vejación?

La ministra ha sido partidaria de la huelga de jueces y fiscales y, sin embargo, somos los abogados y abogadas quienes tenemos mil razones para una huelga: el turno de oficio pagado tarde y de forma miserable, el que hayan quitado el control judicial inmediato de los accidentes de tráfico lo que suponía un 20% de la actividad de los abogados, nos han instalado una pésima y obligatoria herramienta informática con el único interés de controlarnos fiscalmente y no de ayudarnos, han aprobado leyes para favorecer a bancos frente a las previsibles acciones de los consumidores, han atascado los juzgados hipotecarios… cuarenta mil abogados tienen dificultades para pagar sus cuotas a la Mutualidad de la Abogacía, nuestras abogadas y abogados carecen de ninguna posibilidad de conciliación profesional y familiar y, por increíble que parezca, nadie desde la institución colegial ha pronunciado en serio hasta ahora la palabra huelga.

La ministra, que parece conocer bien los problemas de jueces y fiscales y va a reunirse con sus asociaciones, debiera saber que los problemas de los abogados que caen bajo su responsabilidad no son en ningún caso menores.

Toca a la ministra, pues, reunirse con las asociaciones de abogados como va a hacer con jueces y fiscales y por ello le hemos pedido formalmente que nos reciba.

Pronto sabremos qué lugar ocupan abogados y abogadas en su orden de prioridades porque para el 12 de julio no quedan ni tres semanas.

Deja un comentario